Main Area

Main

Internacionales

Renuncia el presidente de Perú, entre acusaciones de corrupción y sobornos

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dimitió este miércoles a su cargo en medio de una crisis por acusaciones de soborno y corrupción. La crisis que vive el gobierno peruano desde hace meses se agravó desde el martes luego de que la oposición fujimorista publicara unos videos que muestran a Kenji Fujimori y otros tres congresistas intentando comprar el voto de algunos parlamentarios para evitar la destitución del mandatario.

Pedro Pablo Kuczynski (PPK) presentó este miércoles su renuncia a la Presidencia de Perú, tras una serie de escándalos de corrupción en los últimos meses, entre ellos su vinculación con la empresa brasileña Odebrecht, y la presunta compra de votos en el Congreso a cambio de obras, para evitar la vacancia.


En un mensaje a la nación, PPK indicó que ante el escenario político del país "lo mejor es que renuncie".


Kuczynski dijo que los recientes hechos de la crisis política en el país "recuerdan épocas tristes del pasado y que esperábamos ya estaban superadas en el país", en referencia a los escándalos de corrupción contra él y los dos pedidos de vacancia en su contra.


"Remito al congreso el original de esta cargo que estoy transmitiendo al Perú renunciando al cargo de presidente constitucional de la República", indicó al final del mensaje.


El Congreso de Perú deberá convocar a los parlamentarios a un pleno para aprobar la renuncia del mandatario y, en ese mismo momento, nombrar al nuevo jefe de Estado.


Kuczynski, quien enfrentaba un segundo pedido de vacancia por incapacidad moral, renunció tras un año y siete meses en el cargo luego de la crisis política que inició con los casos de corrupción y se agravó por los videos difundido por el partido Fuerza Popular, que evidencian una presunta compra de votos en el Congreso.


Desde la difusión de los videos que confirmaban las irregularidades dentro del Congreso, se anunciaron manifestaciones para exigir la renuncia de PPK.


Recientemente, empresas encuestadoras peruanas, como Datum, revelaron el rechazo de la mayoría de los ciudadanos de ese país y su inconformidad con la gestión del ahora expresidente.


La encuesta de Datum, realizada entre el 1 y 5 de marzo, arrojó que 63 por ciento de los peruanos quería que PPK dejara su cargo y solo el 34 por ciento opinó que debía seguir gobernando.


La popularidad del mandatario cayó a 17 por ciento de aprobación, dos puntos menos que otra encuesta difundida en febrero; mientras que el rechazo subió a 79 por ciento y un 4 por ciento se mantuvo indiferente, de acuerdo con el sondeo publicado por el diario Perú21.

2017 Intersab.