Main Area

Main

Testimonio de la pérdida de su madre, víctima de un aborto clandestino

Flor de la V defendió con vehemencia la despenalización del aborto

La intervención de Florencia Trinidad, de poco más de cinco minutos, se centró en el testimonio traumático de la pérdida de su madre, víctima de un aborto clandestino, cuando ella tenía apenas dos años de edad.

Por medio de un relato en primera persona en la Cámara de Diputados, donde puso palabras al dolor por la muerte de su madre producto de un aborto clandestino, la actriz y comediante Flor de la V defendió hoy con vehemencia su postura a favor de la despenalización de la interrupción voluntaria de embarazos no deseados.

La vedette fue la oradora más esperada en una nueva jornada de audiencia pública que tuvo lugar -como todos los martes y jueves- en el anexo de la Cámara baja, con expositores a favor y en contra de la iniciativa.

La intervención de Florencia Trinidad, de poco más de cinco minutos, comenzó a las 17:20 y se centró en el testimonio traumático de la pérdida de su madre, víctima de un aborto clandestino, cuando ella tenía apenas dos años de edad.

Para la figura del espectáculo, la discusión sobre el aborto no pasa por dilucidar "desde cuando hay vida".

"Estamos discutiendo otra cosa. El aborto es una decisión privada de cada ser humano, no es una decisión pública", consideró.

Agregó que se está "hablando de despenalizar o legalizar una practica quirúrgica que depende del Estado" y sostuvo que "el Estado, en lugar de castigar a las mujeres, debería brindarle lugares seguros, aptos quirúrgicamente para que no muera ni una mujer más".

En un discurso que tuvo una alta carga emocional, Florencia Trinidad dijo que desde que se enteró del motivo real del fallecimiento de su madre estuvo buscando en su mente "la cara del femicida" que la asesinó.

"Hoy sé quien mató a mi madre. El femicida de mi madre es el Estado", sentenció la actriz, que dijo que su ilusión es que la muerte de su progenitora no haya sido "en vano".

Durante el plenario de comisiones, conducido como es habitual por el presidente de Legislación General, Daniel Lipovetsky, tomaron la palabra de manera intercalada representantes que impulsan la reforma de legalización de la interrupción voluntaria de embarazos con aquellos que se oponen a estas prácticas.

Entre los discursos en contra de la legalización del aborto, sobresalió el del doctor en Derecho Gregorio Badeni, quien insistió en que "la vida empieza en la concepción" y remarcó que "si no les gusta cambien la ley".

Por su parte, la médica pediatra Alicia Benítez consideró que las mujeres "de todas las condiciones sociales deben decidir libremente si desean o no un embarazo" y, si deciden abortar, "el Estado debe constituirse en el principal garante del acceso al aborto legal, seguro y gratuito".

La doctora en Química e investigadora en el Conicet Ana María Franchi justificó la necesidad de una reforma despenalizadora en base a la empiria de los números sobre la problemática, al detallar que "el 44% de los 227 millones de embarazos anuales en el mundo son involuntarios".

"De ellos el 56% terminará en aborto. El aborto provoca el 14% de las muertes maternas a nivel mundial, las que en su gran mayoría ocurren en países con leyes restrictivas del aborto", advirtió.

La economista del colectivo Economía Feminista Candelaria Botto defendió la utilización del misoprostol para la interrupción de embarazos y reveló detalles de un punteo realizado por esa organización que arroja un total de 106 diputados que votarían a favor, 102 en contra y 37 que siguen en duda.

Posturas en contra.

En contra de la postura despenalizadora, el abogado y profesor de la UBA Alejandro Bulacio remarcó que "el embrión tiene procedencia y estructura genética humana" y que "no es una larva", por lo que "se convertirá en una persona que merece la protección de la ley".

A su turno, la médica psiquiatra Viviana Duarte de Massot se enfocó en los "efectos" que provocan los abortos "en todos los ámbitos de la vida de la mujer" y remarcó: "Sus consecuencias son siempre negativas, aún cuando se quieran promover falsas ventajas como el alivio y la liberación", señaló.


En la misma línea, el oncólogo Fernando Secin calificó el aborto como una "calamidad" y sostuvo que su legalización hablaría de un "fracaso de la sociedad y del país".

"En salud el presupuesto es acotado. Tenemos que atender las prioridades. Y necesitaríamos entre 10 y 12 hospitales Garrahan para atender a todas las mujeres por complicaciones post aborto. ¿Dónde vamos a meter a toda esta gente?", se preguntó el médico.

El médico y director de Bioética en la Federación Pentecostal Gabriel Flores recalcó que "la Argentina es una nación cristiana, con valores profundos, que defiende la familia".

Durante la audiencia pública también tuvo la oportunidad de dar su testimonio Estrella Perramón, una médica que fue condenada por haber asistido a una adolescente de 17 años en Esquel durante una intervención por un aborto no punible.

"No entendía la necesidad de una ley que especifique la legalidad del aborto hasta que me vi juzgada por una Justicia que era atravesada por mitos y tabúes. Estos mitos y tabúes habilitan a que se niegue una atención médica dentro de instituciones de salud y se criminalice a personas con la sola sospecha de que se hayan realizado un aborto y a las personas que los garantizamos", criticó.

Al comienzo de la audiencia, la diputada radical Brenda Austin solicitó a los presidentes de las comisiones que ratifiquen el compromiso para finalizar con el ciclo de reuniones plenarias a fines de mayo, a fin de estar en condiciones de votar el proyecto en el recinto el 13 de junio como fecha tope.

Lipovetsky aseguró que es un compromiso ya asumido y que para lograr ese objetivo la idea es aumentar "a 50" la cantidad de oradores por cada jornada (se realizan los martes y jueves), ya que todavía quedan 420 disertantes anotados para expresar su voz en el debate.

El diputado macrista adelantó que luego del 31 de mayo, cuando se realizaría la última audiencia de oradores, se realizarían dos reuniones adicionales: una para ahondar en el debate y una definitiva para emitir dictamen.

2017 Intersab.