Main Area

Main

Nacionales

El presidente de la UIA calificó la crisis como "un cisne negro" que ya pasó y le contestó a Carrió

Miguel Acevedo aseguró que no es bueno para el país que una dirigente con responsabilidades hable así de su industria. Aseguró además que el Gobierno debe empezar de cero tras la crisis cambiaria


"Me sorprendió. Cuando hay turbulencias, hay una parte de la sociedad que busca culpables en vez de solucionar los errores. Gracias a Dios estamos en democracia y no hay sectores de poder como podía haber antes que pudieran desestabilizar. Lo que hay es gente que está más cómoda o menos cómoda con las políticas del Gobierno", analizó.


Y advirtió: "Hay que tener prudencia, porque no nos damos cuenta de que todo lo que pasa acá lo están mirando los inversores, los fondos de inversión, los noruegos, los españoles, los chilenos… Ellos están buscando previsibilidad y no creo que a nadie de ellos les agrade escuchar a alguien que tiene responsabilidades decir esas cosas de sus propios industriales".


Durante una presentación en la Feria de Libro, "Lilita" había denunciado un "golpe cambiario" en marcha y había tratado a los integrantes de la UIA de "hijos de puta". 


Terminó la crisis cambiaria


De acuerdo con la mirada de Acevedo, la tensión en el mercado de cambios terminó ayer tras el vencimiento de las Lebacs y los esfuerzos del Gobierno para contener la escalada del dólar. La preocupación de su sector es qué va a suceder con el entramado productivo con una economía que mantiene tasas de interés muy altas.


"Ahora hay que hacer control de daños y empezar de vuelta. Veníamos tratando de bajar la inflación, tratando de mejorar los precios relativos, ahora hay que comenzar nuevamente", analizó.


El presidente de la UIA calificó las turbulencias de las últimas semanas como "un cisne negro" y si bien dio por terminada la crisis, alertó: "Hay que tener cuidado porque el disparador fue la suba de tasas en los Estados Unidos y su presidente ya advirtió que va a continuar aumentándolas".


Luego de 20 días de incertidumbre en los mercados, el Poder Ejecutivo volvió a tomar el control de las operaciones ayer en una jornada muy importante porque el Banco Central afrontaba vencimientos por más de 600 mil millones de pesos. A partir de hoy, con una visión política de mayor apertura, el Presidente tendrá el desafío de reconstruir la confianza y afianzar el diálogo que se inició la semana pasada con el Fondo Monetario Internacional en busca de ayuda monetaria.


Infobae


2017 Intersab.