Main Area

Main

Nacionales

El peronismo dialoguista le da una semana a Macri para frenar el tariazo

Mauricio Macri tendrá hasta el martes para acordar con los gobernadores un esquema de compensación a los tarifazos de servicios públicos, si quiere evitar que en el Senado avance en la sanción del proyecto de ley aprobado en Diputados, que retrotrae los valores a noviembre y restringe los futuros aumentos al coeficiente de variación salarial.

Miguel Pichetto abrió el plenario con el ultimátum: "Vamos a plantear que el debate concluya el martes a las 18 con la firma del dictamen", anunció. Y pidió para esa fecha "una propuesta razonable, que implique una reducción de las tarifas para los ciudadanos argentinos, porque consideramos que un aumento del 40% no es gradual, cuando los salarios suben en un 15%".

"Si no llegara esa propuesta o fuera insuficiente, ratificaríamos el dictamen de la media sanción de la Cámara de Diputados y sesionaríamos al día siguiente o en 7 días", amenazó el rionegrino.

Reconoció que este martes había negociado con Federico Pinedo levantar el plenario pero no tuvo respaldo de sus pares. Para evitar nuevas rencillas internas, reunió a los que iban a participar de la reunión para afinar detalle de su propuesta.

"En el Senado nos importan los resultados", se atajó ante una posible contrapropuesta favorable que lleve a su bancada a cajonear el proyecto consensuado por la oposición en Diputados y que Mauricio Macri anticipó que vetará si es ley. O sea, nunca se aplicará porque Cambiemos puede impedir que haya dos tercios en los recintos, cifra necesaria para rechazar un veto.

La kirchnerista Anabel Fernández Sagasti y la progresista rionegrina Magdalena Odarda fueron las únicas que propusieron firmar el dictamen. No por casualidad, son las fuerzas que Pinedo excluyó de la cumbre con Mauricio Macri de este lunes.

El salteño Juan Carlos Romero, que preside un interbloque de cinco miembros que puede ser clave para Cambiemos, fue equilibrado. Pidió que las distribuidoras de energía no sean las grandes ganadores de esta época "como en la última década fueron los Bancos", pero exigió "una posición clara de los gobernadores, que nos piden no votarlo pero sus diputados levantan las dos manos".

"En el oficialismo hay cinismo cuando dicen que el interior le paga la energía al área metropolitana. Cammesa vende al mismo precio y luego lo remarcan los distribuidoras", irrumpió Fernández Sagasti, la preferida de Cristina Kirchner. "En 2011 la quita de subsidios fue voluntaria y sólo 32 mil usuarios se inscribieron. Y entre ellos no estuvo Juan José Aranguren", recordó.

"Es verdad que Cammesa vende energía al mismo precio, pero las distribuidoras de la Ciudad y el conurbano son subsidiadas", la corrigió un rato después Juan Pais, del bloque de Pichetto.

El radical Ángel Rozas propuso llevar constitucionalistas para evaluar si le corresponde al Congreso regular tarifas y recordó que los gobernadores le deben 13.500 millones de pesos a Cammesa. "Traigan lo que quieran hasta el martes a las 19", los ultimó País.

El formoseño José Mayans anticipó que no le hará pasar un buen rato a los directivos de Cammesa. "En 2015 valía 98 pesos megabyte y ahora 1380, porque los generadores lo tasan en 75 u 80 dólares. ¿Cuánto va a seguir con esta devaluación?", se preguntó. 

2017 Intersab.