Main Area

Main

Tratamiento mañana en diputados

Despenalización del aborto: Afirman que se achica la diferencia para la votación

Si se cuentan los que declararon públicamente su postura, hay 119 votos en contra y 111 a favor de la despenalización del aborto, con 25 indefinidos. Pero la diferencia se achica al máximo si se cuentan quienes han insinuado su posición.

Cuando faltan apenas 24 horas para que la legalización del aborto se debata abiertamente en el recinto de la Cámara de Diputados, la lista de indefinidos continúa reduciéndose, y los promotores de la despenalización han logrado achicar la ventaja que les llevaban los antiabortistas. Si se cuentan los que han declarado públicamente su postura, hay 119 votos en contra y 111 a favor, con 25 indefinidos.



Pero la diferencia se achica al máximo si se cuentan los indefinidos que han insinuado su posición: son 124 los que están en contra y 123 los que están a favor, con ocho indecisos reales, sobre un total de 255 votos posibles. Los únicos dos diputados que no votan son el kirchnerista Julio de Vido, suspendido en sus funciones por estar preso, y el presidente de la Cámara Baja, el macrista Emilio Monzó, quien según el reglamento votaría solamente en caso de empate.



La sesión empezará mañana, a las 11, y se esperan al menos 20 horas seguidas de debate, por lo que la votación se realizaría en la madrugada del jueves. Los dictámenes serán dos: uno a favor del proyecto de legalización del aborto y el otro en contra. Ambos se firmarán hoy, en la última reunión del plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Legislación Penal y Familia, que había empezado a trabajar el 10 de abril.

 

Entre los indefinidos, están quienes ya han tomado una decisión de voto y no la quieren hacer pública, y quienes realmente no saben cómo votarán mañana.



Ellos son los radicales Atilio Benedetti, Hugo Marcucci, José Luis Riccardo, Daniel Kroneberger, Mario Negri y Aída Ayala; los massistas José Ignacio de Mendiguren, Alejandro Grandinetti, Fernando Asencio y Mirta Tundis, y los kirchneristas Gustavo Fernández Patri, Inés Lotto y Fernando Espinoza. También los justicialistas Javier David, Gustavo Saadi, Melina Delú, Verónica Derna, Danilo Flores y Ariel Rauscherberger; los macristas Álvaro González, Anabel Hers Cabral, Héctor Stefani, Alejandro García y Facundo Garretón, y la santiagueña Mirta Pastoriza, del Frente Cívico.

 

Las proyecciones de voto surgieron luego de que varios indefinidos pasaron en las últimas horas a las dos listas de definidos y de que algunos que ya habían anunciado su posición salieron a decir que ahora están pensando su voto.

Por ejemplo, el kirchnerista Abel Furlán, que estaba indeciso, finalmente se declaró a favor. "Hoy miles de mujeres nos interpelan para ser representadas. Es en honor a nuestra historia que el peronismo no puede mantenerse ajeno a un movimiento de emancipación como el feminismo", dijo.

También pasó de estar indeciso a votar a favor el justicialista pampeano Sergio Ziliotto, quien sostuvo que "el aborto existe y ya se ha cobrado muchas vidas", y que "la actual legislación no lo ha resuelto y su perfil punitivo ha profundizado su clandestinidad". La kirchnerista María Isabel Guerín también pasó de la lista gris a la lista verde ("Soy católica, pero mi conciencia me dice que debo votar a favor de la despenalización del aborto"), al igual que la macrista Sofía Brambilla y el radical Jorge Lacoste.



Quien pasó a la lista de indecisos es el massista José Ignacio de Mendiguren: "Empecé en contra, definitivamente, pero la verdad estoy muy contento por el debate que se dio, cómo nos hemos escuchado. Y estoy pensándolo".

 

Presiones

Los cambios de postura se realizan en medio de denuncias de fuertes presiones sobre los diputados, provenientes de grupos provida y de la Iglesia Católica, de un lado; y de organizaciones feministas, por el otro. Por ejemplo, el macrista Garretón, uno de los indecisos, afirmó que había recibido amenazas. "Me dijeron que no volviera a Tucumán", dijo. Señaló que decidirá su voto mañana, en el recinto, y que "Tucumán es una provincia muy conservadora, con una fuerte influencia de la Iglesia".



"Lo están presionando de todos lados", dijeron al diario La Voz de Córdoba en el entorno del diputado entrerriano Benedetti, quien también podría votar a favor del proyecto. El fin de semana, la macrista Silvia Lospennato, impulsora del proyecto, reveló la decisión de su compañera de banca Sofía Brambilla, con una advertencia: "Quiero decir que me siento orgullosa de su coraje al resistir todas las presiones y votar a favor de la legalización", aseveró.



El kirchnerista Julio Solanas, en cambio, dejó la lista de indecisos para quedar abiertamente en contra: "Estoy decididamente a favor de las dos vidas. No por una cuestión religiosa o ideológica, sino científica. Creo que la vida humana comienza en el momento de la concepción", remarcó.

 

2017 Intersab.