Main Area

Main

Armaron un Inter bloque

Solá y Moyano lo dejaron a Massa

Felipe Solá y Facundo Moyano rompieron el bloque Frente Renovador de Sergio Massa y crearon una bancada propia, denominada Encuentro para una Nueva Argentina, funcionará en un frente parlamentario con el Movimiento Evita.


Arrastraron a Daniel Arroyo, Fernando Ascencio y Jorge Taboada, que también estaban conducidos por Graciela Camaño. "Queremos fortalecer a la oposición desde un perfil propio, propositivo e innovador", desafió Solá y propuso un frente opositor amplio que no excluya a Cristina Kirchner.

"Los que están trabajando por la oposición dividida, están trabajando para cuatro años más de Macri. Nosotros no tenemos límites porque sabemos que enfrentamos a un gobierno poderoso. No subestimamos al adversario", se diferenció.

 

Massa, que en ese entonces estaba junto a Ricardo Alfonsín y los socialistas Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz, trató de minimizar la ruptura. "Dentro del bloque puede haber visiones diferentes, alguno que otro tendrá alguna ambición personal, nosotros respetamos eso también, pero estoy para construir", le bajó el precio.

Camaño quedará con bloque de 14, que escalará a 16 con los aliados Adriana Nazario y Rosa Muñoz. Mientras que el interbloque ex renovadores y Evita, denominado "Red por Argentina", escalará a 10 y se convirtió en la quinta fuerza más numerosa del recinto.

El Evita hasta ahora se llama en realidad "Peronismo Para la Victoria" y lo integran Leonardo Grosso, Lucila De Ponti, Araceli Ferreyra y Silvia Horne y Victoria Donda, divorciada de Libres del Sur.

El líder de esa agrupación, Humberto Tumini, participó del almuerzo de Massa con progresistas en el Cemupro, el bunker de los socialistas en la Ciudad de Buenos Aires.

"El propósito de que queremos una Argentina feliz, porque no la tenemos. Seremos el puente para crear una red social, productiva y política y que el trabajo de la oposición sea en red", comentó Solá, que no habla con Massa desde marzo y pasó estos meses intentando convencer a sus compañeros de romper.

Recién lo consiguió la semana pasada, cuando se negaron a ir a Tucumán a celebrar el 17 de octubre con Juan Manzur. La mayoría del bloque fue y aún no lograba digerir la foto de su líder con Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto y Juan Schiaretti, militantes de enfrentar a Macri sin rozarse con Cristina.

"Nuestra principal coincidencia fue la férrea convicción de que tiene que haber una sola oposición para ganarle a Macri el año que viene", se envalentonó Grosso. 

 

El primer ensayo del grupo será mañana, con un "merendazo" mientras se debate el presupuesto en Comisión, con la expectativa de dictaminar y debatirlo el miércoles.

Tabaoda fue el único ausente, porque su avión no llegó desde Chubut, donde dirige el sindicato de Camioneros, o sea, es leal a Hugo Moyano. Nadie lo imagina en otro lado. 

 

2017 Intersab.