Main Area

Main

Nacionales

Pobreza: la ministra Stanley reconoce que el próximo índice será "peor"

El gobierno anticipó que el próximo índice de pobreza que dará el el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en marzo "puede ser un poco peor" al último que se registró con un 27,3 por ciento, y descartó que se implemente un nuevo sistema de medición. Así lo hizo saber la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, en declaraciones formuladas en la Casa Rosada, tras participar de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri.


"Ya lo dijo el Presidente, con el impacto de la inflación y algunas medidas económicas claramente (el próximo) puede ser un índice que dé un poco peor que el ultimo que se anunció", afirmó la funcionaria.

 

Por otra parte, confirmó que se reunió con Jorge Todesca, titular del Indec, ante versiones de supuestos cambios en los sistemas de medición de la pobreza.

 

En ese contexto, destacó que "siempre buscamos transparentar los datos y hablar con la verdad para transformar la realidad", y sostuvo que subrayó que desde el gobierno siempre "respetamos el trabajo del Indec", al remarcar la tarea "independiente", lo que permitió "volver a medir la pobreza", a diferencia de lo que hacía el kirchnerismo.

 

Pero aclaró que desde la administración de Macri "siempre se trabajó con la mirada multidimensional de la pobreza y la posibilidad concreta, en conjunto con el Indec de ver si se puede crear un índice, que mida la pobreza de esta manera".

 

De todos modo, aseguró que "hoy por hoy lo que hace el Indec de medición de la pobreza es el índice que respetamos, que valoramos y a través de él seguimos midiendo la pobreza".

 

Sobre el impacto de los nuevos índices que se esperan, la ministra afirmó "vamos a esperar los números que dé el Indec y en ese momento hablaremos y explicaremos cómo seguiremos trabajando", tras remarcar que desde el momento con los indicadores más altos de la inflación, su cartera tuvo como eje "trabajar y estar al lado del que más necesita".

 

Antecedente

En septiembre pasado, el Indec registró que la pobreza llegó al 27,3% en el primer semestre del año, según reveló el Indec.

 


El mismo indicador que en marzo pasado le permitió a Mauricio Macri celebrar los avances de su gobierno y rebatir las críticas de la oposición, ahora en plena campaña electoral se puede convertir en su principal propaganda en contra.

 

El informe de pobreza e indigencia que el Indec publica cada marzo y septiembre marcó en la última medición que en el primer semestre del año ambos rubros crecieron 1,6% y 0,1%, respectivamente.

 

Esto implica que 7.581.118 personas eran pobres en el primer semestre de 2018. De ese total, 1.357.923, indigente.

 

Hace casi un año, en marzo pasado, el Presidente había festejado su mejor guarismo en la materia, un 25,7% de pobreza y un 4,8% de indigencia (habían descendido desde 28,6% y 6,2%). De esta forma, se observa un importante retroceso y se espera un índice duro para el oficialismo ya que en el último registro no se contabilizó lo peor de la devaluación.

 

En ese orden, no debiera sorprender que las cifras se acerquen un poco más a las cifras que recogió en diciembre pasado un trabajo del Observatorio de Deuda Social de la UCA, para el que la pobreza en la Argentina alcanzó al 33,6% de la población durante el tercer trimestre del año (aquí también falta el análisis del último trimestre de 2018).

 

Con 13,6 millones de pobres, se trata de la mayor variación de este índice en el gobierno de Mauricio Macri y de la última década. La cifra superó po 6 puntos porcentuales a la última medición oficial.

2017 Intersab.