Main Area

Main

Internacionales

EE.UU. y China están muy cerca de acordar el fin de su guerra comercial

Negociadores estadounidenses y chinos se reunieron en Washington, en el inicio de la que podría ser la última ronda de negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial entre las dos economías más grandes del mundo.


l viceprimer ministro chino, Liu He, y los dos principales negociadores de Estados Unidos, el representante de Comercio (USTR), Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, tienen previsto dos días de conversaciones, después de haber mantenido discusiones "francas y constructivas" en Beijing la semana pasada.

 

Las negociaciones comenzaron ayer por la mañana, tal y como estaba previsto, confirmó un portavoz de la USTR, según publicó el Financial Times.

 

Entre los principales temas pendientes se cuentan la protección de propiedad intelectual estadounidense y un mecanismo de verificación para garantizar que China cumpla sus compromisos en el marco de un acuerdo comercial, aunque la mayor parte de los temas controversiales ya fueron resueltos, dijo el periódico.

 

"Llegamos a la etapa final", dijo al diario económico Myron Brilliant, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos a cargo de asuntos internacionales. "El 90% del acuerdo está completo, pero el 10% restante es lo más difícil. Es la parte más delicada y se necesitará del compromiso de ambas partes", agregó.

 

 

Progresos

 

Larry Kudlow, principal asesor económico del presidente Donald Trump, aseguró el martes que se habían realizado "progresos" en las reuniones en la capital china la semana pasada y que se esperaban más "progresos" para esta. "Todavía hay algunos problemas por resolver", dijo el funcionario estadounidense.

 

Estas conversaciones buscan poner fin a la guerra comercial desatada por Donald Trump para obligar a Beijing a reformar prácticas que considera "injustas".

 

Washington pide cambios "estructurales" en el sistema económico de China, todavía dominado por grupos subsidiados por el estado.

 

China habló de "nuevos avances" tras las conversaciones de la semana pasada y ambas partes trabajan línea por línea en la redacción de un texto de acuerdo que se pueda presentar ante Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, según fuentes cercanas a la negociación. El gigante asiático ya anunció varias concesiones y se comprometió a abrir sus industrias a la inversión extranjeras.

 

Ambos países aún tienen que acordar qué sucederá con los aranceles actuales de EE.UU. a productos chinos y los términos de un mecanismo de cumplimiento para garantizar que China se apegue al tratado comercial, informó el Financial Times.

2017 Intersab.