Main Area

Main

Elecciones

Alberto Fernández se reunió con Schiaretti

“Tenemos una visión muy parecida de lo que está pasando y de lo que debemos hacer”, comentó el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, luego del encuentro que mantuvo con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.


 

Fernández hizo todos los gestos necesarios para ganarse la confianza de los cordobeses. “Vamos a tener una relación institucional como merece Córdoba”, prometió a la salida. Como acostumbra,  la gestión de Schiaretti emitió un comunicado sin salirse de lo formal. “Fue un encuentro cordial, en el que dialogaron sobre temas de interés nacional y coincidieron en la necesidad de que la Nación mantenga con las provincias una relación correcta y madura”, se limitaron a informar.

 

Alberto Fernández comentó un episodio no muy conocido. Que en el retorno democrático trabajó junto a José Manuel De la Sota, que incluso escribió un libro sobre él cuando fue candidato a vicepresidente de Antonio Cafiero. “Lo conozco hace mucho tiempo, y fue muy lindo reencontrarlo”, dijo sobre Schiaretti. “Le expuse los deseos de ser lo que siempre fui: un amigo de Córdoba. No entiendo cómo fue que quedé yo enfrentado a los cordobeses”, agregó el candidato del Frente de Todos, dispuesto a remendar la relación quebrada durante la gestión kirchnerista.

 

Schiaretti fue uno de los fundadores de Alternativa Federal. Cuando el espacio se disolvió, anunció su prescindencia de la elección presidencial y anotó una boleta corta de diputados nacionales de la fuerza Hacemos por Córdoba, la misma con la que resultó reelecto dos meses atrás con el 57 por ciento de los votos. Sin embargo, algunos dirigentes cordobeses comenzaron a expresar de manera individual su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández, tal como hicieron la semana pasada todos los gobernadores del peronismo. Uno de ellos fue Carlos Caserio, quien no sólo es el presidente del PJ de Córdoba sino que fue electo al frente del bloque de  senadores del peronismo federal en reemplazo de Miguel Angel Pichetto. Otro fue el intendente de Villa María, Martín Gill.

 

El posicionamiento del peronismo cordobés tiene una relevancia especial. Por un lado, porque mantiene una importante hegemonía en el segundo distrito electoral del país. Por otro lado, Córdoba fue una provincia decisiva para la elección de Mauricio Macri como presidente en 2015, donde ganó ampliamente en la primera vuelta y superó el 70 por ciento de los votos en el ballottage. Quienes trabajan en la provincia aseguran que la realidad cordobesa hoy es muy diferente y que la imagen de Macri bajó mucho. Pero Schiaretti mantiene una añeja relación personal con el Presidente y en la Casa Rosada esperan que Córdoba vuelva a darles una mano. Por eso había una atención especial respecto a la reunión de ayer.

 

En principio, Schiaretti accedió pronto al pedido de encuentro con Alberto Fernández, punto que no podrá empardar Macri, quien mañana llegará a Córdoba para lanzar en la provincia la campaña de Juntos por el Cambio luego de la debacle en las elecciones a gobernador. Estratégicamente, Schiaretti viajará hoy a España y no estará para recibir a Macri, como es su costumbre.

 

El encuentro de ayer se realizó en el Centro Cívico del Bicentenario, donde funciona el Ejecutivo cordobés, en clima de amigos. “Está más comprometido con nosotros de lo que dice”, aseguraban en el entorno de Alberto Fernández sobre Schiaretti. Pero ante la prensa fue muy cuidadoso respecto a la postura política prescindente del gobernador. “El puede creer que eso es lo mejor para Córdoba. Tal vez sienta que el escenario nacional no es lo suficientemente claro y yo lo entiendo. El que tiene que ganar el voto de los cordobeses soy yo, no el gobernador. No le pido a ningún gobernador que haga lo que tengo que hacer yo”, avisó el candidato presidencial.

 

Los spots de campaña de Hacemos por Córdoba, la fuerza provincial de Schiaretti, promocionan la lista corta con los candidatos a diputados nacionales del espacio y luego añade la frase: “Elegí al Presidente que quieras” e impulsa el corte de boleta. El Frente de Todos tiene su propia lista de diputados que encabeza Eduardo Fernández, un empresario pyme que pertenece al Partido Solidario que a nivel nacional orienta Carlos Heller.

 

Según adelantaron ayer, luego del encuentro con Schiaretti y de las frases destinadas a endulzar los oídos de los cordobeses, Alberto Fernández tiene planeado hacer una visita intensiva a la provincia dentro de dos semanas. Se quedará tres días recorriendo distintas ciudades cordobesas de la mano de sus candidatos locales y de algunos intendentes del peronismo local que están dispuestos a darle una mano, decidido a terminar con la ventaja que el macrismo mostró en las últimas elecciones nacionales en un distrito que nuevamente será clave para los comicios de octubre.

2017 Intersab.