Main Area

Main

Nacionales

El Gobierno asegura que la atención de la crisis alimentaria está cubierta

“No hay que utilizar el sufrimiento de la gente para hacer política”, señaló Finocchiaro ante los reclamos por la emergencia alimentaria


Mientras la oposición avanza en un proyecto de emergencia alimentaria, el Gobierno rechazó la posibilidad de avalar esa medida y confía que no será aprobada por el Congreso. El macrismo está convencido de que los reclamos realizados por partidos políticos, organizaciones sociales, intendentes, gobernadores e incluso la Iglesia son utilizados “para hacer política”.

 

Después de la reunión de gabinete en la Rosada, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, fue muy crítico con el proyecto que buscará debatirse esta semana en una sesión especial. “No hay que utilizar el sufrimiento de la gente para hacer política”, expresó el funcionario en una conferencia de prensa.

 

Ante la consulta de este diario, el Ejecutivo dijo que está haciéndose cargo a través de la Ley de emergencia Social aprobada en 2016 y ratificó que “nunca lo hicieron ni van a entrar en la variable política” cuando se trata de “cuestiones delicadas”.

 

La oposición resolvió la semana pasada avanzar en una sesión especial ante el reclamo de las organizaciones sociales. Para habilitar el debate se necesitan 129 legisladores pero para aprobar la iniciativa son indispensables los dos tercios de los presentes porque no pasará por las comisiones. El oficialismo recordó que no se cuentan con votos para que salga la ley, por eso no se discutió la posibilidad de un futuro veto.

 

El argumento de la Casa Rosada es que la emergencia está contemplada con la aprobación de la Ley de Emergencia Social votada en 2016, que contempla la reasignación presupuestaria. "Hay que explicar de dónde van a salir los recursos y cómo se van a gastar", cuestionó Finocchiario sobre el proyecto opositor.  

 

"Nunca dejamos de tomar medidas que tuviesen que ver lo social. Nuestros presupuestos han tenido la inversión social más alta desde 1983 hasta ahora, con un  73% de inversión social", explicó. El Gobierno cree que las medidas sociales hasta ahora son suficientes para contener la crisis.

 

 

El ministerio de Desarrollo Social reforzó la compra de alimentos y aumentó un 48% el valor de las raciones de comedores comunitarios y merenderos. "Este aumento se suma al acumulado anual del 45,5% en el valor de la ración durante el 2018", señalaron fuentes oficiales. A la lista suman el refuerzo de 1000 pesos de la AUH en septiembre y octubre; el aumento de 45% en las becas de Espacios de Primera Infancia; y la eliminación del IVA en los productos de la canasta básica.

 

Las organizaciones sociales insisten con la declaración de la emergencia. Los reclamos se hacen escuchar con las movilizaciones en las calles, que prometen volver esta semana. En medio de la campaña electoral, la oposición presiona con una ley. El Gobierno sostiene que la atención de la crisis alimentaria está cubierta.

2017 Intersab.