Main Area

Main

El lider de la oposición?

"Hay gato para rato", advierte Macri entre sus filas

La primera reunión de Gabinete ampliado del oficialismo luego de las elecciones generales se transformó en el escenario perfecto para dejar sentado frente propios y ajenos que el liderazgo de Juntos por el Cambio es uno solo. Mientras algunos prefieren hablar de "post macrismo" y se ilusionan con conducir ese nuevo espacio imaginado, el presidente Mauricio Macri ratificó en el CCK que no piensa renunciar -ni compartir- su rol de líder opositor a partir del 10 de diciembre próximo.


 

La misma noche de su derrota ante al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, desde el escenario del Complejo Costa Salguero el jefe de Estado brindó algunos indicios sobre su futuro político. Sin embargo, ayer por la tarde, si había alguna duda, quedó despejada. Las especulaciones de quienes lo situaban viviendo en el exterior apenas dejara su cargo se hicieron trizas. "Este fue el compromiso más grande que tomé en mi vida y un compromiso así no termina porque termina una gestión de Gobierno", dijo Macri en la Sala Sinfónica, que estaba repleta de legisladores, ministros, intendentes y otros referentes de la coalición gobernante, en su mayoría de PRO.

 

"Para los que desde 2003 me viven preguntando si me voy a retirar de la política les quiero decir que estoy acá, que no me voy a ir a ningún lugar. Y que junto a este gran grupo de dirigentes, de quienes me siento orgulloso, quiero decirles que hay Mauricio para rato o debería decirles hay gato para rato", subrayó el mandatario, en un discurso que sonó a despedida, pero sin hacer ninguna autocrítica sobre las políticas que llevó adelante desde su gobierno. Por el contrario, apuntó que se va "con la conciencia tranquila" y "las manos limpias". "Nada de lo que viene va a ser igual a lo del pasado porque estamos acá. Estamos para defender nuestros valores. Hemos sido así, somos así y siempre seremos así", remarcó Macri.

 

"Lejos de sentirme decepcionado o desilusionado estoy más enamorado que nunca de mi país y mi gente. Desde el lugar que me toque voy a seguir trabajando para lograr ese país que queremos", concluyó el mandatario, en referencia a los resultados del 27 de octubre pasado, en el que obtuvo el 40% de los votos.

 

Antes de la alocución de Macri, tomó la palabra la vicepresidente, Gabriela Michetti. También hablaron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el único que consiguió ser reelecto; y el senador peronista Miguel Pichetto.

 

No por casualidad los oradores, como la mayoría de quienes estaban en la sala, provenían de PRO. La ausencia de la referente de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, según fuentes gubernamentales se debió a su alejamiento de la política, anunciado días atrás. Un poco más difícil fue explicar el faltazo de los gobernadores radicales Alfredo Cornejo, de Mendoza; Gerardo Morales, de Jujuy; y Gustavo Valdés, de Corrientes; que adujeron diferentes razones para no asistir. Tampoco participó el jefe del interbloque de diputados, Mario Negri.

 

La escasez de dirigentes radicales en el encuentro obedeció a varias cuestiones. Una de las principales es que en el radicalismo no ven con buenos ojos la decisión de Macri de darle la presidencia del bloque de PRO de la Cámara Baja al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y a la disputa que hay por quién será el titular del interbloque, sumado a las internas que existen dentro de la bancada de la UCR, que tiene a Cornejo y Negri como contrincantes.

2017 Intersab.