Main Area

Main

Nacionales

El Gobierno recibió a la cúpula de la UIA y acordaron trabajar en"mesas sectoriales"

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, recibieron este mediodía en la Casa Rosada a las tres máximas autoridades de la Unión Industrial Argentina (UIA) para limar las asperezas que se generaron en los últimos días a partir de las declaraciones del ministro.



En una reunión de poco más de una hora en la que el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, y sus dos primeros vicepresidentes, Luis Betnaza y Daniel Funes de Rioja, expusieron a los funcionarios un temario de preocupaciones. Y además avanzaron sobre los temas que los cruzaron públicamente entre el día en que Cabrera los tildó de "llorones" y la invitación de Peña a la Rosada el viernes pasado.


Una vez terminado el encuentro, Cabrera y Acevedo realizaron unas declaraciones a la prensa juntos en las que se impuso el criterio de Acevedo a lo largo de estos días respecto de que eran más las coincidencias que las diferencias. Los ataques a los industriales fueron una maniobra de parte de Durán Barba para despegar a Mauricio Macri de la imagen de que gobierna para los ricos y los empresarios.


"Fue una charla larga, franca y abierta, y la verdad es tenemos muchísimas coincidencias para trabajar juntos mirando hacia el futuro. La verdad es que no había un problema y sigue sin haberlo, y la idea es profundizar los acuerdos sectoriales", resumió el ministro Cabrera junto a Acevedo.


En tanto, el titular de la UIA sostuvo que el encuentro fue "mucho más largo" de lo que él esperaba, y consignó que acordaron trabajar "más en conjunto con el Gobierno" para atender tanto las cuestiones de "largo plazo" como la "coyuntura". A la vez que aseguró que han "encontrado un enorme acompañamiento" de la administración nacional para "salir a competir en el exterior" y "ganar mercados que la Argentina tenía, que se han cerrado y hay que volver a recuperar", aunque aclaró que eso no se logra de "un año para otro" porque "lleva tiempo".


Al ser consultado por el dólar, el industrial señaló que lo importante "no es su nivel sino la previsibilidad que podamos tener en el tipo de cambio", y que para "ser competitivos" también se necesita trabajar en conjunto entre "el sector público y el privado". "Ahora hay una luz de esperanza para poder" realizarlo "en una relación mucho más estrecha", apuntó.


Por su parte, el ministro Cabrera -que hace unas semanas había instado a los empresarios a "dejarse de llorar" y "ponerse a invertir"- negó haberles pedido inversiones, sino que sostuvo que los empresarios invierten cuando ven oportunidades de rentabilidad: "La inversión la tiene que hacer un empresario que está convencido de que va a tener rentabilidad, y nunca le exigiríamos a alguien que haga una inversión", aseguró.


Sobre el temario expuesto por la UIA y que fue el principio de las tensiones entre ambos, Cabrera -quien asistió acompañado de sus colaboradores Matías García Oliver y Fernando Grasso- señaló que "el problema del comercio internacional en la Argentina está mucho más focalizado en la falta de exportaciones que tenemos que en las importaciones", sobre las que dijo que están por "debajo de años anteriores", y que en su mayoría se trata de "importaciones que le hacen bien a la industria". 


El directivo de la UIA, por su parte, dio su versión sobre el tema: "La industria en sí es bien heterogénea: tenemos sectores a los que la importación toca más fuerte que a otros y eso lo vamos a tener que trabajar". Como adelantó LPO, solo a un tercio de la industria le está yendo bien y se trata de las ramas vinculadas a la construcción. En el otro extremo hay un tercio que la está pasando mal, según confiaron desde el interior de la gremial industrial a este medio, y en el medio hay otro grupo de industrias que no está ni mejor ni peor que años atrás.


Acevedo no quiso responder sobre si hubo aclaraciones sobre los dichos del ministro o la frase de Macri que trascendió tras una reunión de gabinete, la semana pasada, en la que mencionaba a Guillermo Moreno, el ex secretario de Comercio Interior de Cristina Kirchner, pero incluso se animó a bromear al afirmar, entre risas, que había llevado los pañuelos de papel, pero que "no hizo falta" usarlos durante el encuentro.


"No hizo falta aclarar el tema. Lo que sí se habló es que hemos entrado en un período distinto a lo que teníamos anteriormente en un país que ahora es mucho más abierto al mundo. Y debemos hacerlo con mucha inteligencia y empezar a trabajar. Lo que dice el ministro sobre competividad es justamente para poder empezar, no solamente en el mercado interno, sino en trabajar para exportar", dijo.


Puntualmente, sobre las mesas sectoriales, dijo que su objetivo será trabajar sobre las "cadenas de valor" y trabajar desde ahí la producción, tanto de las "pymes como de las grandes empresas", para ver "cuáles son los problemas que tenemos en cada sector y ver donde tenemos las mejores ventajas para seguir produciendo".


El presidente Macri no participó del encuentro, según explicó Cabrera, porque tenía un encuentro con su par de Croacia, Kolinda Grabar Kitarovic, pero le "ratificó su compromiso con la industria" y le pidió, "en particular, participar de algunas de estas mesas en las que él quiere estar personalmente", y que sólo falta "ponerle fecha a su asistencia".


Cabrera, en tanto, dijo que además de este trabajo conjunto en las mesas, acordaron también "apoyarnos mutuamente" en temas vinculados a "temas tributarios de las provincias, que ya están solucionados, pero que siempre se pueden mejorar, al igual que en las tasas para generar mayor productividad". Sobre el último tema, añadió que "necesitamos un sistema financiero que baje las tasas" y pidió que se sancionara en el Congreso la Ley de Financiamiento Productivo, que es un "tema pendiente" y necesario para "financiar al sector productivo a través del mercado de capitales".



La Política Online 

2017 Intersab.