Main Area

Main

Internacionales

Dilma se quedó sin banca en el Senado y el hijo de Bolsonaro es el diputado más votado de la historia de Brasil

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) y destituida tras un golpe parlamentario, perdió la elección para un escaño en el Senado por el estado de Minas Gerais al quedar en cuarta posición con un 15,04 por ciento de los votos. La otra cara es: Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, se convirtió en el diputado federal más votado de la historia de Brasil al obtener 1.814.443 votos en los comicios de hoy a la Cámara Baja, según los resultados oficiales con un 98,28 % del censo escrutado


De acuerdo con los resultados, Rousseff, quien lideraba todos los sondeos previos a las elecciones de este domingo, se quedó muy lejos de las dos primeras posiciones que daban derecho a dos asientos en el Senado por ese estado. Los vencedores para senador por Minas Gerais fueron Rodrigo Pacheco, de Demócratas (DEM), quien obtuvo un 20,70 por ciento de los votos, y el periodista Carlos Viana, candidato por el Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), quien recibió un 20,34.

 

Además, el gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimental, un importante líder del PT y correligionario del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, fue derrotado en su intento de ser reelegido como mandatario del segundo estado más poblado de Brasil.

 

Pimentel fue el tercer candidato más votado en las elecciones regionales de este domingo, con solo el 22,60 por ciento de los votos, con lo que el Partido de los Trabajadores perdió el estado más importante que ha gobernado hasta ahora en su historia. Según los escrutinios, la gobernación de Minas Gerais tendrá que ser definida en una segunda vuelta el 28 de octubre próximo por el empresario Romeu Zema, candidato del partido Novo y que obtuvo el 43,27 por ciento, y el senador Antonio Anastasia, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que gobernó este estado entre 2006 y 2014, y que obtuvo el 29,07 por ciento.

 

Por otro lado, Eduardo Suplicy, candidato al Senado por el PT en Sao Paulo, también sufrió una derrota importante. Con un 93,30 por ciento escrutado, Suplicy, quien ya fue senador durante 24 años y es un histórico dirigente de la formación progresista, se quedó fuera del Senado al quedar en tercer lugar con un 12,81 por ciento de los votos.

 

Las dos plazas por Sao Paulo fueron para Sergio Olímpio Gomes, más conocido como Major Olímpio, del Partido Social Liberal (PSL), que lidera el candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, y Mara Gabrilli, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

 

Hijo de Jair Bolsonaro se convierte en el diputado más votado de la historia de Brasil

 

Eduardo Bolsonaro, hijo del candidato presidencial ultraderechista Jair Bolsonaro, se convirtió en el diputado federal más votado de la historia de Brasil al obtener 1.814.443 votos en los comicios de hoy a la Cámara Baja, según los resultados oficiales con un 98,28 % del censo escrutado.

 

Eduardo, de profesión Policía Federal y candidato en Sao Paulo por el Partido Social Liberal (PSL), que lidera su padre, intentaba la reelección para un segundo mandato en la Cámara de Diputados brasileña tras ser elegido en los comicios de 2014.

El hijo del ultraderechista supera así en la clasificación de diputados federales con mayor número de votos en unas elecciones a Enéas Carneio, quien tuvo 1.573.642 sufragios en 2002, y a Celso Russomanno, que consiguió 1.524.361 en 2014.

En una reciente protesta de simpatizantes de Bolsonaro en Sao Paulo, Eduardo dijo abiertamente que “las mujeres de derecha son mucho más bonitas que las de la izquierda y no enseñan los pechos por ahí para protestar, tampoco defecan en la calle para protestar”.

“Las mujeres de derecha son higiénicas y las de izquierda no”, insistió.

Por otro lado, Flavio Bolsonaro, hermano de Eduardo, consiguió hoy un escaño para el Senado por el estado de Río de Janeiro.

Era diputado en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro y ahora ocupará un asiento en la Cámara Alta tras ser el más votado en la elección en ese estado al conseguir un 31,35 % de los votos, con el 96,55 % del censo escrutado.

Flavio experimentó una fuerte subida en los sondeos previos a las elecciones coincidiendo con el aumento de su progenitor, Jair, quien ganó la primera vuelta de las presidenciales y se medirá en la segunda el próximo día 28 con el progresista Fernando Haddad.

Ambos hijos han servido de altavoces de su padre mientras este último se recuperaba de la puñalada que recibió el pasado 6 de septiembre durante un mitin electoral y que le mantuvo 23 días hospitalizado.

Unos 147,3 millones de brasileños fueron llamados este domingo a las urnas para elegir al nuevo presidente de la República, los gobernadores de los 27 estados del país, los 513 diputados federales y dos tercios del Senado.

 

 

El Comercio

 

 

 

 

2017 Intersab.