Main Area

Main

Nacionales

El precio de la carne, muy por encima de la inflación

Fundación Mediterránea publicó un informe sobre el alimento clave. El incremento de 55% interanual supera en casi 20 puntos a la suba generalizada de precios, lo que da cuenta del carácter regresivo de la inflación actual


Los precios de los alimentos vienen subiendo muy por encima de la inflación y eso se observó particularmente en la carne, cuyo consumo, además, cayó a niveles históricamente bajos. Los incrementos de precios de la carne llegaron al 55% en los últimos doce meses, lo que está casi 20 puntos por encima de la inflación interanual. La dinámica de precios muestra un carácter particularmente regresivo en los últimos meses.

 

Los números fueron publicados por Fundación Mediterránea a través de un informe, que señaló: "Los precios de la carne bovina han aumentado un 55% en los últimos 12 meses, muy por encima de la variación del nivel general de precios. La dinámica es llamativa en términos de la fuerte crisis económica local, que incluye pérdida de empleos y caída de ingresos en términos reales en amplios segmentos de la población".

 

Y agregó: "El consumo interno de carne bovina está convergiendo hacia un promedio de 50 kilos por habitante año (res con hueso), la cifra más baja en décadas. Las variaciones son muy importantes y anticipan un cierre de año con mucha tensión sobre los precios internos".

 

Además, tal como resaltó el informe, "la explicación del fenómeno reside en la fortaleza de la demanda externa y en la evolución de las exportaciones, que van a otra velocidad a la que crece la producción. "Mientras que las colocaciones externas se han expandido un 12% en los primeros nueve meses, la oferta de carne ha logrado crecer sólo 1,2% respecto del 2019", remarcó.

 

En octubre, la inflación interanual fue de 37,2%, según el IPC Nacional publicado por el Indec. En cambio, la división Alimentos y bebidas mostró una suba de 43,9% respecto al mismo mes del 2019. El dato da cuenta del carácter regresivo de la dinámica de precios, ya que el consumo en los deciles de la población con menores ingresos tiene una mayor proporción de alimentos. Por eso, la inflación está pegando más en esos sectores. 

 

También se vio durante esta semana con la publicación de las canastas básicas. La línea de indigencia, formada por precios de alimentos que apuntan apenas a garantizar la subsistencia, mostró un incremento interanual de 45,8%. La de pobreza, que agrega otros bienes y servicios, una suba de 40%. La carne, alimento clave si los hay, estuvo muy por encima 

2017 Intersab.