Main Area

Main

Nacionales

Cristina Kirchner contra la corte suprema: "No habrá mejores condiciones de vida con esta Corte"

“Los argentinos y las argentinas deben saber que será difícil mejorar las condiciones de vida de todos y todas con esta Corte y con este modo de funcionamiento del Poder Judicial, en donde las condiciones de igualdad ante la Ley son letra muerta de la Constitución”. Con esta durísima frase, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le dio una conclusión a un largo texto sobre el máximo tribunal y convocó a todas las fuerzas “a construir una Corte de la que todos y todas podamos volver a sentir orgullo”.


“Los argentinos y las argentinas deben saber que será difícil mejorar las condiciones de vida de todos y todas con esta Corte y con este modo de funcionamiento del Poder Judicial, en donde las condiciones de igualdad ante la Ley son letra muerta de la Constitución”. Con esta durísima frase, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le dio una conclusión a un largo texto sobre el máximo tribunal y convocó a todas las fuerzas “a construir una Corte de la que todos y todas podamos volver a sentir orgullo”.

 

El objetivo planteado no parece fácil: la oposición macrista se siente jugando de local con la actual Corte Suprema y se opone a cualquier cambio, ya sea en el cuarto piso de Tribunales como en el edificio de Comodoro Py. Pero aún así, la expresidenta dice que hay que dar la batalla. Las tres gotas que parecen haber rebasado el vaso, a los ojos de CFK, son el fallo del viernes que blanqueó las tareas de inteligencia realizadas por Mauricio Macri sobre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan; el trapicheo de cautelares que permitieron importaciones a dólar oficial de 2.000 millones de dólares y el plan-canje entre el fiscal Carlos Stornelli y el supremo Juan Carlos Maqueda en que el primero pidió cerrar la causa por el escándalo en la obra social del Poder Judicial --a cargo de Maqueda--, a la espera que Maqueda le vote contra los procesamientos dictados en las causas en las que Stornelli se vinculó con el falso abogado Marcelo D’Alessio.

 

El texto de Cristina Kirchner es una detallada síntesis de la evolución de la Corte Suprema, desde que Néstor Kirchner terminó con la mayoría automática menemista hasta la actualidad. Por supuesto que la vicepresidenta reivindica como “Corte ejemplar”, a aquella conformada por Carmen Argibay, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Eugenio Zaffaroni, Enrique Petrachi, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. Este último terminó como presidente del máximo tribunal que dictó --según los especialistas-- algunos de los mejores fallos de la historia reciente.

 

Caída

Pero la mayor parte del texto de la expresidenta figura bajo el título “La Decadencia”. Marca los tremendos cambios que ocurrieron a partir del 10 de diciembre de 2015, cuando ella dejó la Casa Rosada. “Apenas cuatro días después tuvo lugar un hecho de extrema gravedad institucional: en abierta violación de la Constitución, Macri firmó un decreto designando en comisión a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, quienes aceptaron ser designados de esa forma, violentando la Constitución”. Tal vez faltó decir que ambos supremos fueron después votados por una mayoría peronista del Senado, pese a que la intentona por decreto los inhabilitaba ya moralmente para acceder al máximo tribunal.

 

El siguiente episodio que marca CFK fue aquella foto en la que aparecieron juntos el entonces titular de la Corte, Lorenzetti, al lado de Claudio Bonadío -al que la vicepresidenta llama el juez sicario- y Sergio Moro, “el juez que encarceló durante casi dos años al expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva, abortando su candidatura presidencial y permitiendo la llegada de la extrema derecha al gobierno de Brasil”, consigna Cristina. La expresidenta marca que hubo una política continental de usar la justicia contra los gobiernos no alineados con Washington, en especial en Argentina, Brasil y Ecuador.

 

Presos

 

Aquella imagen Lorenzetti-Bonadío-Moro le dio marco al surgimiento de la llamada “doctrina Irúrzun", por la cual todo exfuncionario peronista tenía “poder residual” y debía ser encarcelado durante el proceso judicial. Eso llevó a los penales de Ezeiza y Marcos Paz a muchísimos exintegrantes del gobierno de Cristina, dirigentes sindicales y hasta empresarios. La mayoría de aquellas causas armadas durante el macrismo se van cayendo, tal el caso de la compra del Gas Natural Licuado, el Memorándum de Entendimiento con Irán, el Plan Qunitas, dólar futuro, Grupo Indalo, Hotesur-Los Sauces, mientras que en el expediente de las fotocopias de los cuadernos cada vez se evidencian más irregularidades. Tachaduras, distintas letras, el propio chofer Oscar Centeno dijo, primero, que los había quemado, después gran parte apareció intacto, ahora pide verlos para ver si son los que él escribió, en tanto que varios imputados denuncian que fueron extorsionados: “o ante el fiscal Stornelli nombrábamos a Cristina o pasábamos la noche en el calabozo”.

 

Gravedad

Los tramos finales del mensaje de CFK no sólo hacen mención a las internas y autovotos en la Corte sino también a los fallos más recientes y escandalosos. La vicepresidenta menciona varios:

 

*Como adelantó Página/12, la existencia de un plan canje entre Stornelli y Maqueda. Se investiga el vaciamiento de la Obra Social del Poder Judicial -que estaba bajo la órbita de Maqueda- y el fiscal pidió cerrar la causa, produciendo un auténtico escándalo. La expectativa parece estar centrada en que la Corte --con el voto de Maqueda-- revoque el procesamiento que le dictaron a Stornelli en la causa de Dolores donde, por ejemplo, le pidió a D´Alessio investigar al exesposo de su actual pareja y hasta mencionó en un diálogo la posibilidad de plantarle droga en una valija.

 

*”Después de 15 años de vigencia ininterrumpida --escribe CFK--, la Corte declaró inconstitucional la Ley del Consejo de la Magistratura. Peor aún, resucitan la ley anterior que establecía que el presidente la Corte presidía el Consejo. Era una vieja cruzada del grupo Clarín. El objetivo es intervenir sobre todos los magistrados, proteger a Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi (designados a dedo por Macri en la Cámara Federal), garantizar su propia impunidad y continuar con la persecución”.

 

*Con tres años de demora, la Corte rechazó todas las nulidades planteadas en el caso de las rutas de Santa Cruz. “A falta de argumentación jurídica y lenguaje ofensivo utilizado --dice CFK--, llegando a citar como antecedente el del genocida Jorge Rafael Videla, se le sumó el prejuzgamiento explícito y descarado de los cuatro cortesanos, como aval anticipado para la condena que, tal como dije el 1 de diciembre de 2019, ya la tienen escrita y creo, a esta altura, hasta firmada”. Efectivamente, las defensas habían planteado que no se podía empezar el juicio sin la existencia de una elemental pericia. La Corte no se pronunció entonces, cuando debía evitar el grotesco de un juicio sin pericia alguna, sino que lo hizo ahora en lo que claramente parece ser una maniobra para bendecir una condena.

 

*Cristina también menciona las medidas cautelares del fuero contencioso-administrativo para sacarle 2.000 millones de dólares al Banco Central, con el agravante citado por el diario Ambito Financiero, que hubo empresas que se pasaron las cautelares de unas a otras.

 

*”Se trata de la misma Corte que le hizo ganar multimillonarias sumas en dólares a grandes empresas de telecomunicaciones al permitirles aumentar escandalosamente los precios de la telefonía celular y de internet suspendiendo el decreto que declaraba servicio público a tales actividades”, reitera la vicepresidenta.

 

*Y, finalmente, Cristina Kirchner hace mención al fallo del viernes en que Bruglia, Bertuzzi y Mariano Llorens -éste último visitante de Macri en Olivos y Casa Rosada-, desprocesaron al expresidente por el espionaje a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan. “Terminan avalando tareas de inteligencia que violan, no sólo la ley, sino todas y cada una de las garantías construidas en Derechos Humanos después de la dictadura”, remata CFK.

 

El llamado final es a todas las fuerzas políticas para construir una nueva Corte Suprema. El mensaje es a dar la batalla sin cuartel, en todos los terrenos, contra un poder Judicial que no tiene nada de independiente, sino que persigue a los que son un obstáculo para el poder económico nacional e internacional y, con el máximo tribunal como nave insignia, juega a favor de los privilegiados. 

2017 Intersab.