Main Area

Main

Argentina

Casi el 40% de los niños y adolescentes del país tiene sobrepeso

Así lo reveló un informe de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, que analizó los datos de los chicos que se atienden en el sistema público. Evidenciaron que es el problema sanitario más frecuente a esa edad y que crece en la adultez.


El sobrepeso afecta al 37% de los chicos argentinos de entre a 10 a 19 años y crece a medida que aumenta la edad. En ese sentido, la malnutrición con exceso de peso se convierte en el problema más frecuente dentro de la población infantil y adolescente que se atiende en el sistema público. El dato se desprende de un informe conjunto entre la Dirección Nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles y la Dirección Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia y el Programa Sumar, que implementa la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.

 

El estudio, que contó además con el apoyo de UNICEF Argentina, analizó los índices antropométricos de unos 3 millones de niñas, niños y adolescentes de 0 a 19 años que recibieron las prestaciones del programa Sumar y que forman parte de sus trazadoras entre los años 2014 y 2016 en distintos efectores a lo largo de todo del país.

 

“El problema más grave que estamos padeciendo, a nivel de pandemia, en la región y en nuestro país, es la obesidad y el sobrepeso en general y especialmente en niños, niñas y adolescentes”, definió Mario Kaler, secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos de la Secretaría de Gobierno de Salud, durante la presentación del informe.

 

El funcionario destacó que “desde hace un año venimos trabajando este tema tan importante, que ocupó un lugar destacado en la agenda del G20 y es una de las políticas centrales no sólo de la Secretaría de Gobierno de Salud sino del Presidente, quien lo puso en la agenda durante la apertura legislativa este año y es uno de los ejes en los que vamos a avanzar en 2019”.

En tanto, el especialista en Salud de UNICEF Argentina Fernando Zingman consideró que “la obesidad afecta de manera significativa a niños, niñas y adolescentes que ya se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica y que cuentan sólo con el sistema público de salud”, y agregó: “Instamos al Gobierno a seguir trabajando en políticas de prevención de la obesidad y ratificamos nuestro apoyo para cumplir este objetivo.

 

Del análisis de los datos se observa que el sobrepeso en los distintos grupos de edad se mantuvo relativamente estable, por arriba del 18%, y se incrementó levemente en el tramo adolescente, en donde llegó a 21,9%. La obesidad, en cambio, tuvo un crecimiento sostenido a lo largo de los distintos rangos etarios, siendo del 6,8% en menores de 2 años y llegando al 18,1% en el grupo de 6 a 9 años, para luego disminuir levemente entre los adolescentes a un 15,1%.

Por el contrario, el informe destaca que el adelgazamiento (emaciación) y el bajo peso fueron fenómenos de entre 3 y 4 veces menor prevalencia que la malnutrición por exceso de peso (sobrepeso y obesidad) a lo largo de los distintos años y entre los diferentes grupos de edad, en tanto que los problemas de déficit nutricional manifestaron una tendencia a la baja y los relacionados con sobrepeso y obesidad aumentaron año a año. Si bien la problemática del déficit de peso o talla sigue siendo un problema de salud pública, el exceso es la más prevalente y se encuentra en permanente crecimiento.

 

Así, mientras que el exceso de peso (sobrepeso y obesidad) afectó en 2016 al 31,1% de los niños, niñas y adolescentes y la obesidad fue del 13%, el déficit englobado en emaciación, bajo peso y baja talla se mantuvo estable en período considerado, con una leve tendencia a la baja hasta llegar al 8,1%. Asimismo, se observa un crecimiento del exceso de peso de cinco puntos porcentuales desde 2014 a 2016. De esta forma, la malnutrición por exceso de peso, concluye el informe, es el problema más frecuente dentro de la población infantil y adolescente reportado por las trazadoras del Programa SUMAR.

 

Otra de las conclusiones que arrojó el estudio es que la prevalencia aumenta a medida que el rango de edad es mayor. Tomados de manera conjunta el sobrepeso y la obesidad (en adelante “exceso de peso”) para el año 2016, se observa un progresivo aumento de la problemática a medida que aumenta la edad de la población: entre los menores de 2 años la prevalencia es del 25,2%, la de los niños y niñas de 2 a 5 años es del 29,4% y el exceso de peso aumenta sensiblemente a partir de esa edad ubicándose alrededor del 37%.

 

Si bien no es posible hacer comparaciones lineales entre jurisdicciones ni longitudinales en el tiempo, por las características de la información proveniente de las trazadoras, el informe señala que las provincias de la Patagonia registran los valores más altos en exceso de peso en menores de 2 años: Tierra del Fuego 33,2%; Chubut 33,15% y Río Negro 31,3%. En tanto que los menores valores están en Formosa con el 16,3%; Salta 23,3% y Mendoza 23,3%.

 

Si en el rango de 2 a 5 años se observa un aumento importante de exceso de peso respecto del rango de edad anterior a lo largo de las distintas provincias, en especial, en Santa Cruz 43,4%, Tierra del Fuego 41,1% y Chubut 40,6%; en el rango de 6 a 9 persisten los altos valores de exceso de peso respecto del rango de edad anterior a lo largo de las distintas provincias. Nuevamente las provincias de la región patagónica evidencian los mayores valores, como Chubut con 51,8%, seguida por Río Negro 50,8% y Neuquén 50,1%. Misiones (25,7%) y Formosa (27,7%) son las que presentaron los valores más bajos, seguidas por San Luis (30,9%).

 

En el grupo etario comprendido entre los 6 y 9 años, persisten los altos valores de exceso de peso, y se consolida la problemática entre la población de mayor edad, mientras que para el tramo adolescente de entre 10 y 19, la problemática del exceso de peso alcanza a la mitad de la población en varias provincias: Santa Cruz 53%, Tierra del Fuego 49,7% y Río Negro 49,5% lo que evidencia la consolidación del problema.

 

El estudio, que abarcó una población de 2.263.346 en 2014 y de 3.015.466 y 3.041.808 en 2015 y 2016, respectivamente, observa que la proporción de niñas y adolescentes mujeres se mantuvo siempre alrededor del 52%, y la de varones alrededor del 48%.

 

Resulta relevante destacar que dicho informe no es un estudio representativo de la situación nutricional de todos los niños, niñas y adolescentes entre 0 y 19 años de cada una de las jurisdicciones bajo análisis, sino que aporta información sobre la población de 0 a 19 años que se atiende en el subsector público, beneficiarios del programa SUMAR y que cumplen con ciertos criterios de elegibilidad, denominados trazadoras.

2017 Intersab.